Casi sagrado: la tumba del mamut gallego

Ir abajo

Casi sagrado: la tumba del mamut gallego

Mensaje por Anda ya el Jue Nov 14, 2013 6:27 pm



El único fósil de mamut descubierto hasta ahora en Galicia fue hallado de una manera totalmente fortuita en una cantera cercana a la localidad de Buxán, en el municipio de O Incio. Sucedió el 2 de mayo de 1961, cuando los trabajadores de la explotación extraían roca caliza. A pesar de su relevancia científica, en el lugar nunca se ha llevado a cabo una excavación, por lo que no se sabe si en la zona pueden conservarse más restos fósiles. La cantera dejó de explotarse en 1970 y se encuentra abandonada desde entonces.
La extracción de piedra caliza en la cantera solo duró una década. El mineral obtenido se utilizó para abastecer la fábrica de cementos de Oural, para las obras de la presa de Vilasouto y para preparar el firme de diversas carreteras. La explotación de esta cantera fue una fuente de empleo complementaria para los vecinos de Buxán, que por entonces también solían trabajar por su propia cuenta en la extracción y venta de pizarra.
Alvaro Pereiro, vecino de Buxán, recuerda bien cómo se produjo el hallazgo del mamut porque ese día estaban trabajando en la cantera sus tíos Daniel, Plácido y Manuel. Los restos fósiles estaban mezclados en un depósito de arcilla que rellenaba una grieta abierta en el interior de una pared rocosa. «Os meus tíos tamén axudaron a limpar a greta e a sacar os ósos», cuenta Álvaro Pereiro. «Ao principio pensaron que eran dunha vaca, pero dicían que a vaca tiña que ser moi grande polo tamaño que tiñan os ósos», agrega.
Pereiro dice también que, según comentaban los vecinos de la localidad, además de los restos que se han conservado hasta hoy, aparecieron algunos otros huesos que fueron pasando de mano en mano hasta que se les perdió el rastro. «Perdéronse polo camiño, dicían», añade.
Pero el hallazgo no pasó desapercibido gracias al capataz de las obras, Ramón Pedreño, quien se dio cuenta de que aquellos restos debían de pertenecer a algún gran animal prehistórico. Pedreño avisó entonces al célebre geólogo Isidro Parga Pondal -por otra parte accionista de la empresa Cementos del Noroeste, propietaria de la fábrica de Oural-, a quien conocía personalmente por haberlo ayudado a rastrear filones de roca caliza por la zona.
Los restos fósiles fueron estudiados no solo por Parga Pondal, sino también por el geólogo Uxío Torre Enciso y por el paleontólogo Emiliano Aguirre, quien se haría famoso mucho después por ser el primer director de las excavaciones de Atapuerca. Los científicos determinaron que aquellos vestigios pertenecían a un mamut lanudo. Parga Pondal cedió los restos al museo de historia natural Luis Iglesias, de la Universidade de Santiago, que los sigue custodiando en la actualidad.
Pared desaparecida
La finca en la que se encuentra la cantera, cuyo límite está señalado por una verja, es de propiedad privada y no se dedica actualmente a ningún uso, aunque algunos aficionados a la escalada visitan ocasionalmente la zona para hacer prácticas. En el lugar, invadido en buena parte por la maleza, puede verse todavía una caseta construida con bloques que fue utilizada en su día por los obreros de la explotación.
La pared rocosa en la que aparecieron los restos fósiles no puede verse hoy porque fue totalmente demolida para extraer roca, ya que la actividad de la cantera siguió desarrollándose con normalidad después de que se produjese el hallazgo.
avatar
Anda ya
Admin

Mensajes : 862
Fecha de inscripción : 23/07/2013

http://perro-verdes.foro-espana.es

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.